Si eres autónomo hace poco este artículo es para ti

Postado em - Última vez Modificado em

Cuando trabajas como autónomo en España, debes saber muy bien cómo realizar una factura y lo primero que te sueles preguntar es cómo funciona el IVA y el IRPF. Hoy te lo vamos a contar de una manera práctica y sencilla. ¡Así que no te despegues del ordenador! Cada vez es más frecuente que decidas  por hacerte trabajador autónomo para poder ofrecer tus servicios como freelance a empresas. Por eso es importante saber cómo hacer tu factura. Te explicamos como:

¿Cuándo debo aplicar el IVA e IRPF?

Es importante tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, cuando un autónomo presta servicios profesionales a otro autónomo o empresa, debe aplicar el 21% de IVA y restar el porcentaje del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) que te corresponda, pero ATENCIÓN, cuando facturas a un particular, esta retención no aplica. En esta segunda opción, cuando facturas a un particular, lo que vamos a realizar es un tiquet, puesto que se trata de una persona y no de una empresa o profesional. Por tanto, solo tienes que sumarle el IVA, que debes aplicar siempre, aunque existen aquellas excepciones que están exentas de IVA, como en el ámbito de la enseñanza.

¿Cómo funciona?

Debes prestar atención a tres conceptos importantes: base imponible, IVA e IPRF La base imponible es sumamente importante, ya que son tus ingresos brutos y es con los que tienes que quedarte. Los impuestos siempre son calculados en relación a esta base. A la base debes añadirle el IVA. Este IVA es lo que deberás deducir. Es decir, lo liquidarás a Hacienda a través de las liquidaciones trimestrales. ¿Cómo es el proceso? Mientras tu le das a Hacienda el IVA de tus ingresos, Hacienda te devolverá el IVA de tus gastos. ¡Así de sencillo! Recuerda que el IVA no es tuyo, al final del trimestre siempre debe liquidarse. Entonces, al realizar una factura siempre le vamos a aplicar el IVA a la base imponible. El cliente deberá pagarnos ese IVA, y como no es nuestro, se lo pagaremos a Hacienda al final de cada trimestre. En pocas palabras, es el cliente quien le paga a Hacienda y no nosotros. El último paso es nuestro IPRF. Tal y como lo dijimos al principio, si vas a facturar a una empresa, si se aplica la retención del IPRF. ¿Cómo lo hacemos? Ya sabes que debes pagar impuestos sobre tu renta, pero en este caso, (empresa) debes pagar el impuesto cada vez que haces una factura y será el cliente, quien liquidará ese dinero a Hacienda. Entonces, mientras tu vas pagando tu IRPF en cada factura, al final de año cuando hagas tu declaración de la Renta, le informarás a Hacienda tus beneficios netos y lo que has liquidado en concepto de IRPF y te devolverá (en algunos casos no) ese dinero. Pero dejamos lo mejor para el final, ¡si utilizas Quipu, no deberás preocuparte! Ellos te calculan todos los impuestos y así sabrás al instante, los impuestos pagados y los que te tocará pagar. ¿Genial no? La tecnología llegó para hacernos la vida más sencilla y tener aliados que nos hacen la vida más fácil al prestar servicios profesionales, es lo mejor que podemos hacer. Aprovecha el descuento que ofrece Quipu a todos los clientes de Nubelo. En los 3 primeros meses tienes un 50% de descuento independientemente del  plan que escojas. Increíble, ¿verdad? Usa el código nubelo1 y disfruta de todos los beneficios que te ofrece quipulogo1.

Inscreva-se Agora para Atualizações Semanais

Mantenha-se atualizado com os melhores artigos na Comunidade do Freelancer. Subscreva agora para o melhor Design, Desenvolvimento, e conteúdo Freelance a cada semana.

Próximo Artigo

6 Cosas que hacen las Personas Realmente Productivas