La importancia de la primera impresión

Postado em - Última vez Modificado em

Nunca se tiene una segunda oportunidad de causar una buena primera impresión! Uno siempre causa una primera impresión a sus clientes, sea cual sea el tamaño de su empresa. Lo cierto es que ya seas autónomo o freelance, pequeña, mediana o gran empresa, tus clientes siempre se llevan una primera impresión  de tu empresa, siendo en muchos casos una situación irreversible para que te contraten. El mercado es tan grande y con tanta competencia que debemos encontrar la forma de no perdernos en esa primera “selección” por parte de los clientes. Se estima que la mitad de los clientes desestiman a sus proveedores a los 10 minutos de reunión, en un minuto de estar en tu web, en 10 segundos de ver un catálogo tuyo… A diferencia de lo que muchas personas puedan creer, causar una buena primera impresión apenas cuesta dinero. No se trata de llevar ropa cara, o de gastarse un dineral en una web o en un catálogo, sino de cuidar bien la imagen. Así, si eres un autónomo del sector de la construcción/reformas, no está de más tener tarjetas, tomar notas de los proyectos en hojas de briefing, y tener una web básica pero elegante, en donde expliques qué haces y enseñes algunos de tus proyectos. Lo mismo pasa en las empresas o autónomos del sector del diseño y la publicidad. Si la gente entra en tu web y encuentra faltas de ortografías, noticias no actualizadas, no entiende bien cuál es tu foco… ¿Realmente crees que hará el esfuerzo de seguir comprendiendo qué haces y por qué debe contratarte? Si en tu primer presupuesto a entregar tardas más de lo normal, realmente esperas que la persona que te debe contratar confíe en que le harás bien el trabajo? ¿Qué piensas tu cuando entras en una web que está totalmente desfasada, con una imagen pobre y dificilimente entendible? Verdad que no piensas que es una empresa a la que mereces contratar, no es así? Hoy en día mucha gente habla ya de la democratización del marketing, que significa que con poca inversión puedes dar una gran impresión al mercado y hacer que este te conozca. Internet te permite mediante plantillas, crear webs fantásticas, hay portales que te hacen la identidad corporativa a precios inmejorables y altísima calidad, y webs en las que te puedes orientar acerca de cómo mostrar tu información. Las tarjetas y la indumentaria tampoco es un coste especialmente elevado, pues los costes de la impresión han bajado muchísimo, igual para los catálogos, incluso, si en lugar de darlos en papel los mandamos online en pdf con una carta de presentación, aún podemos dar mejor impresión. La pregunta es: ¿Quién puede permitirse hoy en día ser descartado por una mala primera impresión?

Inscreva-se Agora para Atualizações Semanais

Mantenha-se atualizado com os melhores artigos na Comunidade do Freelancer. Subscreva agora para o melhor Design, Desenvolvimento, e conteúdo Freelance a cada semana.

Próximo Artigo

AUTÓNOMOS: Un problema, una solución