Teletrabajo móvil, una tendencia en aumento

Postado em - Última vez Modificado em

Acercamiento a un escenario cambiante Teletrabajo móvil El teletrabajo móvil o itinerante, es una modalidad laboral a distancia que permite la movilidad del teletrabajador, quien puede estar en relación de dependencia con una empresa o no. ¿Pero qué lo hace una tendencia en aumento? La consultora estadounidense IDC, especializada en tecnología y telecomunicaciones prevé para el 2015, que el aumento del teletrabajo móvil alcanzará la cifra de 1,300 millones de personas, representando el 37.2% de la población activa mundial. Los dispositivos para el teletrabajo móvil, se caracterizan por ser livianos, fáciles de transportar, usar y guardar. Todos ellos, se han convertido en herramientas tan usuales para el teletrabajador como un bolígrafo. El smartphone y las tablets son los preferidos por el teletrabajador, luego del ordenador portátil, ya que ambos permiten instalar programas adicionales, acceder a archivos con diferentes formatos y cuentan con conexión WiFi o red 3G, entre otras ventajas que se ajustan a las necesidades laborales. Android, iOS y Windows Phone son plataformas dominantes, que brindan cada vez más oportunidades para incorporar contenidos aplicables a las mismas. El teletrabajo móvil, ha devenido una suerte de caleidoscopio con múltiples facetas que lo convierten en una tendencia en aumento. Para la empresa es invertir en innovación y contribuye a marcar una diferencia en el mercado, al poder contar no sólo con profesionales más especializados en áreas puntuales, sino también que puedan desplazarse y encontrar información de primera mano en un lugar específico, como es por ejemplo el caso de los periodistas. Si bien aún persiste la creencia de que el rendimiento laboral va de la mano de la presencia física en las instalaciones de una empresa, se ha demostrado que ello muchas veces no es así. La mayor autonomía tiende a generar mayor productividad, por lo que la empresa que logre vencer esta barrera mental, ganará en competitividad. Otra consecuencia significativa del teletrabajo móvil para la empresa, son los cambios en la planificación de la gestión y la rutina de trabajo de distintos cargos, acompañados de un aumento en la circulación de las tareas. Por su parte, el teletrabajador también se beneficia con la movilidad, pudiendo desempeñarse desde lugares agradables que beneficien su ánimo, o que le permitan acceder a información útil como una biblioteca. El teletrabajo móvil, aumenta sus oportunidades de participar en proyectos y facilita procesos creativos, ya que el salir del ambiente donde se suele trabajar, contribuye al surgimiento de nuevas ideas. ¿Cuántas veces hemos pasado largo rato intentando resolver un problema y la solución se nos ocurre cuando salimos a descansar? A estas ventajas, se agregan las del teletrabajo en general tanto para la empresa como para el teletrabajador, como ahorro en infraestructura, mayor y mejor rendimiento, flexibilidad, mejor balance entre vida personal y profesional, elegir en qué se quiere participar, entre otras. La tendencia en aumento, se explica también por los precios más asequibles de los dispositivos necesarios. Todo ello hace del teletrabajo móvil, una realidad que crece y se consolida cada día. Redactora: Pilar Naveira

Próximo Artigo

Introducción al crowdfunding